Encuentran una colonia de Demonios de Tasmania inmunes al cáncer



Desde hace ya unos años tumores faciales han diezmado a los Demonios de Tasmania hasta llevarlos al borde de la extinción. Ahora, científicos australianos descubrieron una colonia con características genéticas únicas, que los hacen inmunes al cáncer que mato a sus congéneres. Esta colonia, podría salvar a la especia de la extinción.

El diablo o el demonio de Tasmania (Sarcophilus harrisii) es un marsupial carnívoro de la familia de los Dasyuridae que sólo se encuentra en la isla de Tasmania, al sur de Australia. Su tamaño es como el de un perro pequeño, pero de gran fuerza. Es el marsupial carnívoro más grande que existe.

"Creemos que estos demonios son capaces de identificar a las células cancerígenas como foráneas y desarrollan una reacción inmunológica en su contra"', informo Kathy Belov líder de la investigación.

Los demonios de Tasmania se contagian unos a otros cuando se muerden sus rostros, lo que genera tumores faciales que con el tiempo no les permiten alimentarse. El Tumor Facial  fue descubierto en 1996. Desde entonces, el número de demonios de Tasmania ha disminuido en 70%.

El año pasado, Australia los colocó a estos mamíferos en la lista de especies en peligro de extinción. Recientes cálculos estiman que estos animales podrían desaparecer en los próximos 25 años.

El nuevo descubrimiento, publicado en la revista Proceedings of the Royal Society, le da un respiro a la especie mientras se encuentra cómo tratar la enfermedad e incluso se esta buscando desarrollar una vacuna.

Autor