Nelson, el erizo calvo



Esta es la extraña historia de Nelson, un erizo que perdió todas sus púas (pelos huecos repletos de queratina para darles rigidez) y es completamente vulnerable a sus depredadores. Nelson fue llevado a Foxy Lodge, un refugio de fauna en Norfolk, Reino Unido, en donde reside en la actualidad. Es un misterio de como perdió su pelo.

Tonia Garner quien gerencia el refugio cree que la alopecia del erizo se produjo por estrés tras haber experimentado un trauma muy grande en la naturaleza. Lo cierto es que pensaban que tras un cuidado especial, que incluían vitaminas y masajes con aceite, sus púas volverían a crecer pero esto no sucedió. Como dijimos anteriormente, un erizo sin sus púas es muy vulnerable a sus depredadores, ya que estas son utilizadas como un escudo (cuando se ven amenazados, los erizos son capaces de enrollarse sobre sí mismos formando una bola de púas), por esta razón se supone que la pérdida de púas fue reciente.

Autor