Cerebros grandes = bocas superpobladas



La evolución no es perfecta, si así lo fuese, tendríamos alas en lugar de muelas de juicio. Ciertas caracterizaras inútiles de una especie, continúan ocurriendo a lo largo de la evolución simplemente porque no generan ningún conflicto. Si bien hoy en dia las muelas de juicio solo generan visitas a los odontólogos, en el pasado proveían una herramienta muy util para el consumo de carne. Al evolucionar nuestro cerebro y aumentar su tamaño, la estructura osea de nuestras mandíbulas cambió y ahora tenemos menos espacio para albergar la misma cantidad de dientes.

Anterior: Los pelos de las celulas mueven fluidos - Siguiente: Algunos actos reflejo fortalecen las relaciones dentro de un grupo ›

Autor