Gran avance en la tasa de supervivencia del cáncer de mama

Las mujeres diagnosticadas desde el año 2010 tienen un riesgo mucho menor de morir que aquellas diagnosticadas en la década de 1990.

Un estudio realizado en Inglaterra con más de medio millón de mujeres ha demostrado que el número de personas que mueren después de un diagnóstico de cáncer de mama ha disminuido en dos tercios desde la década de 1990.

Según Carolyn Taylor, autora principal y oncóloga de la Universidad de Oxford, Reino Unido, la investigación ha llevado diez años en  completarse. El análisis incluye a 512.447 mujeres en Inglaterra que fueron diagnosticadas con cáncer de mama invasivo temprano entre enero de 1993 y diciembre de 2015.

Las mujeres diagnosticadas entre 1993 y 1999 tenían un riesgo del 14.4% de morir en los primeros 5 años. Este porcentaje disminuyó al 4.9% para las mujeres diagnosticadas entre 2010 y 2015.

"Sabíamos que la mortalidad había disminuido durante los últimos 20 años, pero no sabíamos cuánto", dice Taylor. "Ahora sabemos que representa una reducción de dos tercios".

Resultados a largo plazo

El estudio mostró que el riesgo de muerte disminuyó en casi todos los grupos de edad, tanto en mujeres cuyo cáncer fue diagnosticado a través de cribado como en aquellas que no fueron sometidas a dicho procedimiento.

El cribado de mama es una forma de encontrar un cáncer de mama cuando es demasiado pequeño para verse o sentirse. Se trata de hacer una mamografía, que es un tipo de rayos x. El cribado de mama no se puede prevenir el cáncer. Sólo se puede encontrar cánceres que ya están allí. Los estudios estiman que el cribado de mama puede reducir las muertes en un 20 %. Si se encuentra un cáncer, a menudo es muy pequeño y no se ha extendido. Esto significa por lo general que es más fácil de tratar. Sin embargo, hay algunas desventajas de cribado de mama. Existe la posibilidad de ser diagnosticado y tratado por un cáncer de mama que no habría causado ningún problema. También puede ser incómodo y causar preocupación para muchas mujeres.  

Sin embargo, las razones detrás de esta disminución no están claras. Desde la década de 1990, la conciencia sobre el cáncer de mama ha aumentado y, en Inglaterra, se ofrece cribado de rutina a más mujeres. Se han llevado a cabo ensayos aleatorizados para explorar cómo tratamientos específicos afectan la supervivencia después del diagnóstico. "Lo que no podemos determinar es cuánto de esta mejora se debe al tratamiento, el cribado o la conciencia sobre el cáncer de mama", dice Taylor.

La disminución en la tasa de mortalidad no fue una sorpresa, dice Naser Turabi, director de evidencia e implementación en Cancer Research UK (CRUK) en Londres.  "La investigación es increíblemente importante para determinar el éxito de los tratamientos", dice, y este estudio ayudará a los pacientes "a tomar decisiones más informadas sobre su tratamiento".

La participación de los pacientes fue importante para el estudio, dice Taylor. Los científicos designaron a dos representantes de pacientes para guiar su investigación. "Nos ayudaron a plantear las preguntas a abordar. Revisaron los análisis y dieron comentarios y sugerencias a lo largo del estudio. Y nos ayudaron a interpretar los resultados de manera que los pacientes puedan entender".

Estudios a gran escala como este, que rastrean los resultados a lo largo de muchos años, son importantes para establecer prioridades de investigación y financiamiento, dice Turabi.

Autor