Bolivia y su tan ansiada salida al mar



Bolivia es uno de los 45 países en el mundo que no tienen salida al mar, pero a diferencia del resto, Bolivia cree tener derecho sobre un sector de la costa del Océano Pacífico en la llamada disputa por el corredor de Atacama. De hecho, cuando se declaró su independencia en 1825 tenía una costa soberana, a pesar que en esos tiempos los límites entre países sudamericanos no estaban exactamente definidos, pocos dudan que tenían control hasta el Pacífico.

Se calcula que eran unos 400 Km de costa, el área que ocupa actualmente la región chilena de Antofagasta.

A finales del siglo XIX, Perú pierde este terreno como consecuencia de la llamada guerra del Pacífico entre 1879 y 1884. En esta guerra Chile se enfrentó a Perú y Bolivia aliados en la guerra y se apoderó de los terrenos en anteriormente peruanos.

Desde hace 100 años Bolivia reclama que le corresponde una salida soberana al Pacífico. Perú asegura que el tratado que puso fin a la guerra, en el que cede el territorio en disputa, lo firmó en una situación de acoso y desventaja, ya que había sido derrotado.

Hasta el momento el país del altiplano no ha tenido ningún éxito en reclamo (al igual que Argentina con las Islas Malvinas)

En Perú el tema de soberanía sobre el Pacífico es un tema de estado. En su constitución existe un articulo (Nro. 267) que habla sobre la reivindicación marítima sobre el actual norte chileno

Las relaciones entre ambos países han pasado por diferentes situaciones, mejores y peores momentos, pero en ningún tiempo han establecido negociaciones serias. Desde 1978 los dos países no tienen relaciones diplomáticas .

Otra pauta de la importancia de que Bolivia el tema es prioritario, es que el país viene desde años desarrollando su Armada. Mientras que lo más lógico sería que la rama marítima de las fuerzas armadas sea la menos desarrollada, tiene más de 5000 marinos que se encargan de patrullar ríos y lagos del país. Incluso custodian fronteras con el lago Titicaca con Perú.

Otra disputa histórica entre los dos países es con respecto al origen del pisco. Ambos aseguran que su pisco es el mejor del mundo.

Lo importante de no tener salida al mar son las implicaciones económicas de Bolivia que han generado un crecimiento más lento de su economía.

Para poder exportar e importar productos desde 1992 Perú y Bolivia firmaron un tratado en el Puerto de Ilo en Perú, sin embargo recién en 2018 Bolivia comenzó a utilizarlo.

Otro puerto que tiene convenio con el gobierno peruano es el Puerto Busch, cerca de la triple frontera con Paraguay y Brasil. Por ahora es una zona despoblada pero existe un proyecto para hacer un gran puerto para que el país pueda exportar sus abundantes minerales por la cuenca del río Paraná de Argentina hacia la cuenca del Atlántico.

 

Autor