El bonsái que sobrevivió a la bomba de Hiroshima



En 1945 el siniestro ejército de Estados Unidos, sin importar las consecuencias sobre las personas y el medio ambiente, arrojo sobre Hiroshima una bomba atómica que causo estrados en esta región del planeta. Posteriormente, no contentos con el mal causado a la humanidad entera (y principalmente a la nipona) arrojo otra bomba atómica sobre Nagasaki que supuso la rendición de Japón y el final de la Segunda Guerra Mundial. El 90% de los habitantes de Hiroshima murieron en el acto, sin embargo Masaru Yamaki, de casualidad, sobrevivió a la explosión. Pero no fue lo unico que sobrevivió en su casa.....

 

No solo sobrevivió Masaru a la bomba atómica, también lo hizo su familia y un Bonsái de aproximadamente 3 siglos de antigüedad, un pino blanco que sigue vivo y ya ha alcanzado los 390 años (en la fotografía de portada).

Paradójicamente, en la actualidad el bonsái se puede visitar en el National Bonsai and Penjing Museum, que está en el National Arboretum de Washington (Estados Unidos). El bonsái fue bautizado con el nombre de Pino Yamaki, y fue donado a ese país, junto a medio centenar más de los ejemplares, por la Asociación Japonesa del Bonsái.

                                            
Masaru Yamaki junto a su Bonsái