Desafiando la radiación



Esta es la conmovedora historia de Naoto Matsumura quien, exponiendose a la radiacion, arriesga su salud para alimentar a cientos de mascotas que fueron abandonadas luego del accidente nuclear en Fukushima, Japón. Naoto alimenta a cientos de animales abandonados, "desafiando" a la radiación y ocupándose de algo que nadie se ocupa.

El 11 de marzo de 2011, la ciudad de Fukushima fue escenario de tres acontecimientos encadenados que causaron la muerte de más de 15.000 personas: un terremoto, un posterior tsunami y un accidente nuclear. La fuga del material radioactivo produjo el desalojo de miles de personas en un radio de 20 kilómetros.
 

Naoto, que vivía una ciudad cercana a Fukushima llamada Tomioka, tuvo que abandonar la zona luego debido a una fuga de radiación que provenía del reactor número dos. Luego regresó a su hogar (a siete kilómetros de los reactores nucleares afectados) pensando en aquellos animales que habían quedado atrás luego del accidente nuclear y se transformo en el único civil que acude en la actualidad a la ciudad de Fukushima.

Se lo conoce con el apodo de Macchan, tiene 55 años y se encarga de alimentar gatos, perros , ganado, patos, cerdos, vacas, un caballo e incluso avestruces que fueron abandonados por sus dueños después del accidente .

Macchan no obtiene ninguna ayuda del gobierno japonés y su encomiable labor sigue adelante gracias a la ayuda de los vecinos que se han solidarizado con su causa.
 

Autor