El singular pozo Jacob en Texas, Estados Unidos



Estos dos niños no estan saltando al vacio, en realidad se encuentran en el singular pozo de agua transparente llamado Jacob. Este gran manantial natural tiene 4 metros de diámetro y a los 10 metros de profundidad se comunica con otras cuevas submarinas que nunca fueron completamente exploradas. No es un sitio muy agraciado para la práctica del buceo, debido que en sus aguas han fallecido a la fecha 9 buzos.

Hasta la era moderna, el acuífero Trinidad (que junto al acuífero Edwars son la principal fuente de agua de Texas) abastecía al pozo con un caudal medido en el año 1924 de 640 litros por segundo. Debido al desarrollo de la zona, el nivel del acuífero Trinidad descendió afectando el flujo de agua hacia el pozo de Jacob.
 

En el año 2000 el manantial dejó de emanar agua, al igual que en el año 2008. A partir de ese momento, se tomaron medidas para conservar el agua y su calidad. Autoridades locales compraron, en 2010, 20 hectáreas en zonas aledañas al pozo para que no se urbanicen. Posteriormente se agregaron 32 hectáreas más a la zona protegida.
 

El sistema de cuevas conectadas con el pozo ha sido explorado y cartografiado y consta de dos conductos principales. El lugar es una atracción para practicantes del buceo. Dado que se necesita mucha experiencia y equipos especializados para el buceo en cuevas submarinas es muy difícil la exploración del pozo de Jacob y hasta el momento se produjeron nueve víctimas mortales que practicaban dicha actividad.
 

 

Autor