Los Manglares



 La palabra manglar se emplea para designar a un grupo de especies de árboles o arbustos localizado esencialmente en áreas de influencia marina.

La capacidad del mangle para tolerar y crecer en ambientes salinos y pobres en oxígeno es una característica extraordinaria, pues es algo que la mayoría de las plantas no pueden hacer. Esto se logra a través de varios mecanismos y adaptaciones. Uno de estos es la glándula de sal que permite eliminar pequeñas cantidades del mineral que logran penetrar en la planta.

Otro mecanismo desarrollado es el de las raíces adventicias, que crecen varios metros de longitud, y ayudan a los manglares a fijarse y a sostenerse en los suelos pantanosos donde viven. Los mangles son sumideros de nutrientes. Sus hojas y raíces, al descomponerse son un rico alimento para muchos peces, mejillones, almejas y cangrejos que habitan en los en este ecosistema.

Los manglares tambien contribuyen en disminuir los efectos de los huracanes y maremotos, evitando la erosión del suelo. Los mangles también ayudan a limpiar el agua que fluye de los ríos antes de que éstas lleguen a otros ecosistemas.

Distintos tipos de Manglares:

Rhizophoraceae : Conocido también como mangle colorado, mangle rojo o mangle zapatero. La flor tiene cuatro pétalos de color amarillento.

Languncularia: Conocido también como mangle blanco o mangle bobo. Sus flores son pequeñas y numerosas, sus pétalos son de color gris.

Concarpus : Conocido también como mangle negro. Sus flores son diminutas y de color verde


 

Autor