Oasis Huacachina en Perú



Este hermoso oasis, que se encuentra a cinco kilómetros de la ciudad de Ica, se creó gracias al afloramiento de corrientes subterráneas que dieron lugar a una abundante vegetación compuesta de palmeras, eucaliptos y huarangos.  Las características del lugar hicieron de Huacachina, que posee un clima cálido durante todo el año, un sitio turístico desde principios de 1900.

 

 

Alrededor de Huacachina se construyeron casas y hoteles, se levantó un malecón alrededor del oasis de aguas verdes, con barandas, alamedas y vestidores para bañistas. Incluso se asfaltó el camino que une el oasis con la ciudad de Ica.

El paso del tiempo,  el descuido y el turismo han dejado su huella sobre el lugar. Las aguas de la laguna han descendido unos cincuenta centímetros  de su nivel original, a la vez que han perdido bastante su verdor, pero Huacachina todavía conserva belleza.

 

 

La época dorada de Huacachina data desde 1920 hasta 1950 cuando personas adineradas vinieron de todos rincones del Perú para bañarse en sus aguas, pues se consideraba que poseían propiedades medicinales. Actualmente es claro que la época lujosa quedó en el pasado, y el lugar tiene una apariencia algo distinta porque muchos edificios coloniales no se preservaron bien.

Las grandes dunas que circundan el lugar son un sitio frecuentado habitualmente por personas que gustan de los deportes de aventura sobre arena.

Autor