Alexander Graham Bell



Este científico británico, fue el creador de muchas invenciones tecnológicas, íntimamente ligadas con las comunicaciones y la aeronáutica. Aunque posee la patente del teléfono en América, el dispositivo había sido desarrollado anteriormente por Antonio Meucci. Fue uno de los fundadores de la National Geographic Society, sociedad que presidio en 1898.

Alexander Graham Bell nació en Edinburgo, Reino Unido, el 3 de marzo de 1847. Su formación transcurrió dentro de una familia de logopedas. Tanto su abuelo como su padre fueron especialistas en el tema y con el tiempo él mismo decidió continuar esa tradición familiar.

Estudió en la Royal High School de Edimburgo, y tomo solo pocas clases en la Universidad de Edimburgo, por lo que su formación fue básicamente autodidacta. Impartio clases a sordomudos y divulgó el sistema de lenguaje, desarrollado por su padre Alexander Melville Bell.

En 1873 fue nombrado profesor de fisiología vocal de la Universidad de Boston. En estas fechas, Bell comenzó a diseñar un dispositivo electromagnético que pudiera convertir los impulsos eléctricos en sonidos. La idea de Bell, era reemplazar el telegrafo, inventado por  Samuel Morse, por este nuevo invento que enviaria múltiples tonos usando un dispositivo de múltiples alambres.

Con la ayuda financiera de Sanders y Hubbard, Bell contrató a Thomas Watson como su ayudante. Bell y Watson realizaron una serie de experimentos con la telegrafía acústica. Los resultados de sus experimentos concluyeron con la invención del teléfono en 1876. Este dispositivo traspasó rápidamente las fronteras de los Estados Unidos  y un año después se dio a conocer en Europa.

Como sucedió en otros  inventos, los desarrollos simultáneos y paralelos al original pueden ocurrir, y el teléfono no fue una excepción. Los abogados de la compañía de Bell, lucharon exitosamente frente a 600 demandas de inventores que decian haber inventado el teléfono. Las notas del laboratorio de Bell y las cartas a la familia fueron la clave para establecer un linaje largo a sus experimentos y de esta forma ganar todos los jucios por plagio.

Posteriormente una demanda fue interpuesta por el inventor italiano Antonio Meucci, quién demandó haber creado el primer modelo de trabajo de un teléfono en Italia en 1834. En 1876, Meucci llevó a Bell a la corte. Extrañamente, los modelos de funcionamiento de Meucci fueron perdidos, por el mismo laboratorio de Western Union en donde Bell condujo sus experimentos. Meucci perdió su caso debido a la carencia de la evidencia material de sus invenciones.

Sin embargo, en el 2002, la resolución 269 de la cámara de Representantes de los Estados Unidos reconocio el  trabajo de Meucci en la invención del teléfono.

En 1880, Bell recibió el premio Volta de la Academia Francesa de Ciencias. Invirtió todo el dinero obtenido con este premio en el desarrollo de un nuevo proyecto, el fotófono, en colaboración con Charles Sumner Tainter. El invento intentaba transmitir el sonido utilizando un rayo de luz, un precursor de la fibra óptica.

También trabajó en uno de los primeros sistemas de grabación de sonidos conocido, basado en imprimir un campo magnético para reproducir sonidos. La idea fue abandonada al no poderse construir un prototipo; sin embargo, los principios básicos encontrarían aplicaciones prácticas casi un siglo más tarde, en las cintas magnéticas.

En 1878 Bell inauguró la primera central telefónica en New Haven, Connecticut, Estados Unidos y en 1884 se efectuó la primera comunicación de larga distancia dentro de ese país entre las ciudades de Boston, Massachussets y New York.

Bell murió de anemia perniciosa el 2 de agosto de 1922 en su casa de Beinn Bhreagh, Nueva Escocia, a la edad de 75 años.

 

Referencias
Alejandro Graham Bell. Cabezas, José Antonio. Susaeta Ediciones S.A Vidas Ilustres Barcelona
Historia de la National Geographic Society ¿Qué es NG ?
Ross, Stewart. Alexander Graham Bell (Scientists who Made History series).

Fotografia
wikicommons Bell con su primer telefono

Autor