Biomas terrestres: Bosque templado estacional



El bosque templado estacional se caracteriza por poseer inviernos fríos y veranos prolongados.  Los bosques estacionales producen hojas, frutas, castañas y semillas en abundancia que constituyen alimento de una gran variedad de animales en el verano.

En otoño, cuando los días se acortan y la temperatura disminuye, las hojas de los árboles estacionales cambian de color. Este cambio de color es causado por la reabsorción de la clorofila de las hojas, hasta quedar de color rojo, amarillo y naranja.

En el invierno, las hojas muertas forman un lecho debajo de la nieve y los árboles permanecen estériles. Muchos de los pájaros emigran buscando climas más cálidos. Muchos animales pequeños hibernan y otros desarrollan un pelaje pesado para soportar el frío. En primavera, el bosque responde a días más largos y de temperatura cálida. Los árboles utilizan los nutrientes almacenados en el verano anterior para producir nuevas hojas y flores. Los pájaros que emigraron, vuelven al nido, y la población de insectos se activa y crece rápidamente.

Autor