El condor



Cóndor, gran señor de los Andes, un verdadero símbolo para la cultura de americana esta en peligro de extinción.

Desde ya miles de años atrás, este hermoso animal, ha sido considerado como un animal sagrado por las poblaciones indígenas que habitaban los Andes, desde Venezuela a la Argentina el “Mensajero de los Dioses” sufrió el continuo ataque del hombre civilizado.

Para evitar la desaparición de esta enorme ave carroñera nació el proyecto de Conservación Cóndor Andino, el cual reúne al Zoo de Buenos Aires, la Fundación Bioandina Venezolana y a la NASA con un claro objetivo: criar cóndores en cautiverio para devolverlos a su hábitat natural.

En la actualidad existen pocos lugares donde el Cóndor pueda encontrar espacios naturales donde vivir, originalmente se podían encontrar por toda la cadena andina, desde Venezuela hasta Argentina. Los últimos informes indican que en Venezuela el ultimo ejemplar se vio en 1965, en Colombia y Ecuador existen alrededor de 50 cóndores silvestres y en Perú, Bolivia, Chile y Argentina se notó una reducción significativa de su población. (*)

Al nacer los polluelos pesan 200 gramos y a los siete meses alcanzan un metro de altura y tres metros de envergadura entre alas. Hasta los siete meses su plumaje es de color marrón. A partir de ese momento comienza a cambiar su plumaje (blanco y negro) hasta cumplir los ocho años. A los nueve años esta en condiciones de reproducirse y viven hasta los 70 años. En su hábitat natural se reproducen una vez cada 2 o 3 años.

El proyecto creado en 1991 pudo hasta la fecha liberar 5 ejemplares en la Argentina, y 4 en Venezuela. Los próximos ejemplares serán liberados en Chile y Colombia. Aunque la cantidad de nuevos Cóndores pueda parecer pequeña, no lo es, teniendo en una cuenta la muy baja tasa de reproducción que el ave tiene en su entorno natural.

 

Bruno Silvio Pirutzo para LaReserva.com

Autor