Agricultores haitianos rechazan la donación de semillas de Monsanto



Con el pretexto de ayudar en la recuperación del sector agrícola de la nación que fue arrasada recientemente por un terremoto, la empresa Monsanto (con el respaldo de la embajada de Estados Unidos), donó 475 toneladas de semillas de maíz transgénico, más fertilizantes y pesticidas. La noticia produjo un profundo malestar entre los agricultores del país.

Diferentes organizaciones sociales denunciaron que la multinacional planea crear lazos de dependencia con Haití debido a que las semillas sólo tendrán éxito con el uso de herbicidas, fertilizantes y otros productos químicos específicos de la empresa.

Monsanto ya comenzó a distribuir las semillas en las regiones de Gonaives, Kenscoff, Pétion-Ville, Cabaré, Arcahaie, Croix-des-Bouquets y Mirebalais con la cooperación del gobierno haitiano.

En los últimos años los resultados económicos de Monsanto no fueron buenos. En el ultimo año tuvo una caída del 20% en sus utilidades y de acuerdo a sus directivos el principal motivo de esta reducción en las ganancias  fue la disminución en las ventas de herbicidas y productos químicos.
 
En una conferencia reciente conferencia, H. Grant director ejecutivo de la multinacional afirmó que no podría recurrir al incremento de precios para revertir esta caída, ya que los agricultores no parecen dispuestos a pagar precios más altos por las nuevas líneas de semillas transgénicas.

Ya que no pueden subir el precio de las semillas, la idea de abrir nuevos mercados para vender sus productos parece una buena alternativa para recuperar ganancias. Un mes después de las declaraciones de Grant toneladas de semillas transgénicas arriban a Haiti, demasiada casualidad.

Fotografia Flickr

 

Autor