Tecnoesclavos



La tecnología, que alguna vez tuvo como objetivo liberarnos de tanto trabajo y brindarnos mayor tiempo para el ocio, ha demostrado hacer todo lo contrario. Una encuesta realizada a través de un periódico en Canadá encontró que la mayoría de la gente siente que la tecnología ha significado más trabajo y menos tiempo con la familia. Nos hemos convertidos esclavos de una cultura electrónica que adora los teléfonos móviles, los video juegos e Internet.

Cuando suena nuestro teléfono móvil exige una atención inmediata. No importa si estamos en medio de una conversación, en la ducha o durmiendo, el sonido causa tal pánico o emoción que nos sentimos obligados a contestar.

Cada día somos más dependientes de nuestros dispositivos personales, por esta razón se está empezando a clasificar a la "dependencia tecnológica" como un importante problema de salud, poniéndolo en la misma categoría que el alcoholismo, el juego y las drogas. El estrés que crea esta dependencia puede causar enfermedades como la artritis, las migrañas o las úlceras. Pero lo más preocupante, que está teniendo un fuerte impacto en nuestro desarrollo personal. Parece que cuanto más "conectados" estamos, más distantes nos sentimos.

Aunque la tecnología ha alterado radicalmente el aspecto externo de la vida, no ha hecho nada demostrable para mejorar el funcionamiento interno de nuestras vidas (valores morales, emocionales, filosóficos o espirituales).

Boris V. Castaneda para LaReserva.com

Fotografía Flickr http://www.flickr.com/photos/yourdon/5398063184/sizes/z/in/photostream/

Blogs, foros y otros sitios que utilizan la información que aquí brindamos: Gracias por citar la fuente original.

Autor