Esperanza, fotografía finalista del Ocean Photography Awards

"Cada año, las focas arpa (Pagophilus groenlandicus) hacen su viaje desde el área de Groenlandia hasta los témpanos de hielo en el golfo de San Lorenzo para dar a luz a sus crías a fines de febrero o principios de marzo", comentó la fotógrafa canadiense Ellen Cuylaerts. "Las madres alimentan a las crías durante solo dos semanas con leche rica en grasas y nutrientes. Pronto, las madres abandonan a sus crías para unirse a los machos para el cortejo y el apareamiento, dejando a las vulnerables crías blancas en el hielo hasta que aprenden a nadar y cazar por sí mismas. Durante este tiempo, dependen completamente del fuerte hielo marino que dura al menos otras cuatro semanas".


 

Autor