La foca que vivió 6 meses con un frisbee en el cuello



El año pasado en la playa Horsey en Norfolk, Inglaterra, una foca fue rescatada con un frisbee amarillo en el cuello. El disco de plástico le había generado una gran herida que pudieron curar biólogos marinos ingleses luego de un año de tratamiento. Esta semana la foca fue devuelta al mar. Otro claro ejemplo de lo malo que es el plástico para nuestros mares y océanos. Otro claro ejemplo de que hay personas que se preocupan por la salud de los animales salvajes.

Tas capturarla con una red, voluntarios del Centro de Vida Silvestre de East Winch llevaron a la foca a instalaciones de la Sociedad para la Prevención de la Crueldad Contra Animales (RSPCA por sus siglas en inglés) para iniciar su recuperación.

La RSPCA estimó que el objeto tenía como mínimo seis meses en el cuello del animal. "Estaba extremadamente demacrada. Tardó mucho tiempo en aumentar de peso, ya que claramente paso hambre durante un largo período de tiempo", dijo Alison Charles, investigadora del RSPC.

Los estudios indicaron que "Frisbee", como fue llamada la foca, pesaba menos cinco kilos (un tercio del peso normal)  y tenía un corte en el cuello de cinco centímetros que le había generado una infección que se fue expandiendo por todo el cuerpo.

Durante una semana, se le administraron inyecciones diarias de analgésicos, dos ciclos de antibióticos para eliminar la infección cutánea y esteroides para ayudar a calmar sus heridas.

La rehabilitación duró en total cinco meses. En este tiempo, Frisbee necesitó alrededor de cuatro bolsas de 25 kg de sales por día para sus baños, que costaron más de 13 libras esterlinas y grandes porciones de pescados para que aumentara de peso de a poco.

A fines de marzo, Frisbee ya pesaba 13 kilos estaba lista para volver a su hábitat natural, hecho que se produjo la semana pasada cuando Frisbee volvió agua y se hundió en las olas para regresar al lugar donde pertenece.

Este tipo de accidentes se pueden prevenir si la gente tuviera más cuidado con la basura en la playa dado que muchas personas desconocen los problemas que la basura puede traerle a la vida silvestre.
 

Autor