La caverna de cristal



A 300 metros por debajo del Desierto de Chihuahua en México se encuentra esta particular cueva de cristales. Fue descubierta en 1985 por casualidad mientras se realizaba una perforación en una mina de plomo y plata. Su aspecto de nos recuerda a viejos filmes de ciencia ficción.

 


 

Los cristales se formaron por las aguas subterráneas saturadas de sulfato de calcio que fueron  calentadas por una intrusión de magma que se produjo hace millones de años.  La temperatura de la cueva es sofocante y puede superar los 45 grados con una humedad del 90 al 100%, por esta razón los espeleólogos utilizan trajes de protección.

 


 

Esas condiciones, y el hecho de que se tarda 20 minutos para llegar a la cueva, no han disuadido a los posibles saqueadores y uno de los cristales tiene una profunda “cicatriz” que indica que alguien ha intentado con poco éxito para cortar a través de él. Por esta razón en la actualidad la cueva ha sido equipada con una pesada puerta de acero para preservar esta hermosa maravilla subterránea a las generaciones venideras.

Fuente
The Cave of Crystals discovered 1,000ft below a Mexican desert

 

Autor