La Mamba Negra



Es sin lugar a dudas la serpiente más venenosa de África. Su medida promedio es de 2,5 metros, pero se han encontrado ejemplares de más de 4 metros. Es la serpiente más rápida del mundo y su velocidad varia de 4.5 a 5.4 metros por segundo (16 a 20 km/h).

 

 

Su nombre se deriva de la coloración negra dentro su boca. El color real de la piel varía desde el verde (mate o amarillento) al gris metálico. Pesa en promedio 1.6 kilogramos y viven aproximadamente 11 años en estado silvestre.

La mamba negra habita en África en los siguientes países: Noreste de la República Democrática del Congo, al suroeste de Sudán, en Etiopía , Somalia , Kenia , el Este de Uganda , Tanzania , al sur de Mozambique , Malawi , Zambia , Zimbabwe y Botswana y Namibia.

Aunque no es común encontrarla por encima de una altura de 1.000 metros existen registros de ejemplares a 1.800 metros en Kenia y 1.650 metros en Zambia. 

La mamba negra se ha adaptado a una variedad de climas que van desde la sabana, los bosques, las laderas rocosas, los bosques densos y también en pantanos húmedos. 

 

 

La mamba negra utiliza su velocidad para escapar de las amenazas, no para cazar a sus presas. Su comportamiento es tímido y reservado, generalmente trata de escapar cuando se produce un enfrentamiento. Si una mamba negra se siente acorralada y su intento de ahuyentar al atacante falla puede inyectar grandes cantidades de veneno.

La mamba negra es una serpiente diurna. Aunque su nombre científico parece ser indicativo de que trepa a los árboles, la mamba negra raramente se puede encontrar en ellos.

El veneno de la mamba negro se compone principalmente de neurotoxinas. Su mordedura inyecta de 100 a 120 mg de veneno en promedio, sin embargo, se puede inyectar hasta 400 mg .

La tasa de mortalidad de sus mordeduras se aproximan al 100%, a menos que la víctima se trate oportunamente con el suero antiofídico. Una mamba negra puede potencialmente matar a un ser humano dentro de los 20 minutos, pero la muerte ocurre generalmente después de 30 a 60 minutos.

El factor de mortalidad depende de la salud, tamaño, edad, estado psicológico de la persona humana, la penetración de uno o dos colmillos, la cantidad de veneno inyectado, el lugar de la picadura, y la proximidad a los vasos sanguíneos principales.

En la actualidad existe un polivalente antiofídico producido por el SAIMR (Instituto Africano del Sur para la Investigación Médica) para el tratamiento de todas las mordeduras mamba negra.

 

 

Los síntomas comunes de mordida son: la aparición rápida de mareo, tos o dificultad para respirar y el ritmo cardíaco irregular. El veneno de la mamba causa muerte por asfixia como resultado de la parálisis de los músculos respiratorios.

 La mamba negra es una de las serpientes más peligrosas y temidas en África, debido a su veneno potente, a su gran tamaño, y la ferocidad de sus ataques. Sin embargo los incidentes con humanos son poco frecuentes, dado que esta serpiente, prefiere evitarnos (seguramente esta en sus genes escapar de su mayor depredador).

Paco Casal para LaReserva.com

Fuentes

Black Mamba National Geographic

"On the Distribution of the Black Mamba (Dendroaspis polylepis) in West Africa". Journal of Herpetology. Society for the Study of Amphibians and Reptiles.

"Snake Venom Toxins" . The Journal of Biological Chemistry.

Fotografías

Wikipedia, flickr 1  2

 

Autor