Pineberry: Una fresa con sabor a piña



La también llamada “alma blanca” tiene su origen en la cruza de dos especies de fresa: una proveniente de Chile (F. chilensis) y otra originaria de Bretaña (F. virginiana). El resultado de esta cruza dio origen a esta variedad de fresa con un fuerte aroma a piña tropical. Fascinante.

Cuando su fruto está maduro, esta fresa es de color blanco con sus aquenios de color rojo. Es una planta muy resistente a las enfermedades, pero no es muy rentable su cultivo, dado que posee bayas pequeñas de bajo rendimiento en lo referente a cantidad de frutos por planta.

Las pineberries estaban cuasi extintas hasta 2003, hasta que agricultores holandeses que poseían semillas, introdujeron la especie en Francia con fines comerciales. Dado que la producción de bayas era escasa fueron realizando diferentes pruebas con esquejes y luego de 6 años pudieron reproducir una variedad con una producción aceptable de bayas.

En la actualidad sigue siendo un fruto exótico y caro, pero se espera que en los próximos años esta especie se cultive en otros sitios siendo más accesible al consumo popular.

Autor