Trafico de especies: El marfil de los elefantes



En los últimos años se ha producido un importante aumento en el trafico de marfil de elefante africano. Gran parte del marfil está destinado a China, donde el crecimiento económico ha generado una creciente demanda de artículos de lujo, como las tallas de marfil del citado animal.

Decomiso aproximado en kilos

Destino Cant. Kg.  Origen                              Fecha

Filipinas

6,000

Zambia

IX/2005

Filipinas

800

Kenia y Uganda

X/XII/2005

Hong Kong 

6,500 

Camerún

V/2006

 Taiwán 

5,200

Tanzania

VII/2006

Japón

3,000

Indonesia

X/2006

 

Aproximadamente 21 toneladas de marfil fueron decomisados a nivel mundial entre septiembre de 2005 y octubre de 2006.  La cantidad secuestrada representa potencialmente unos 4000 elefantes. Esto combinado con informes de extensa caza furtiva de elefantes en Chad en agosto del 2006, dio pie a cuestionamientos sobre el porqué de este resurgimiento  y cómo se puede detener. También se han recibido informes de caza furtiva a gran escala en partes de la República Democrática del Congo a finales del 2005.

Se especula que el surgimiento actual en el comercio se debe a que las existencias acumuladas de marfil en China se están reduciendo y gracias a su actual crecimiento económico requiere mas demanda.

Durante los decomisos de julio en Taiwán, dos embarques fueron interceptados con pocos días de diferencia, con más de dos y tres toneladas respectivamente, sumando un total de más de 1,200 colmillos. En mayo, un decomiso en Hong Kong proveniente de Camerún representó casi cinco toneladas de marfil. En su mayoría, los embarques provienen de Camerún y Tanzania y el marfil a menudo es escondido con astucia dentro de compartimientos secretos ubicados en los contenedores de embarque.
 
En Filipinas un embarque de seis toneladas fue decomisado en septiembre del 2005. El  mismo “desapareció” de una bodega de Aduanas en mayo del 2006. El Departamento del Medio Ambiente y Recursos Naturales de las Filipinas presentó demandas penales contra 21 personas, incluyendo 13 empleados de la Oficina de Aduanas, por estar implicados en el robo de los colmillos.

Organizaciones como TRAFFIC han estado capacitando a funcionarios en el cumplimiento de la ley para detectar embarques de marfil y mejorar los controles del comercio de la vida silvestre en muchos países en Asia y África.  La INTERPOL y la Secretaría de CITES están trabajando para advertir a las agencias policíacas en los países fuente, de tránsito ,y destino para interceptar estos embarques y romper las redes criminales que se dedican a traficar con especies en peligro.

Miranda Gonzalez Gonzalez para LaReserva.com

Autor