Uno de cada tres sudamericanos es pobre

La pobreza es un desafío persistente que afecta a millones de personas en Sudamérica, poniendo en riesgo su bienestar, su acceso a derechos básicos y su desarrollo humano. A pesar de los avances en materia económica y social en la región, la desigualdad y la falta de oportunidades siguen siendo obstáculos significativos para superar este problema.

Según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en su último informe "Panorama Social de América Latina", se estima que el 33,7% de la población de América Latina y el Caribe se encuentra en situación de pobreza. Esta cifra incluye a personas que viven en situación de pobreza extrema y pobreza moderada. (*)

La pobreza en Sudamérica es multifacética y va más allá de la falta de ingresos. Se manifiesta en la falta de acceso a servicios básicos, la precariedad laboral, la malnutrición, la falta de vivienda adecuada, la limitada educación y atención médica, entre otros aspectos. Estos factores contribuyen a perpetuar el ciclo de pobreza y dificultan la movilidad social de las personas y las comunidades afectadas.

Es importante destacar que la pobreza en Sudamérica no es homogénea y varía entre los países y dentro de cada uno de ellos. Algunos países enfrentan mayores desafíos en términos de pobreza, como aquellos afectados por conflictos internos, desastres naturales o crisis económicas. Sin embargo, la pobreza persiste en diferentes grados en toda la región y requiere enfoques adaptados a las realidades específicas de cada país.

Para abordar este problema complejo y reducir la cantidad de personas en situación de pobreza en Sudamérica, es necesario implementar una serie de medidas integrales y sostenibles:

Políticas de inclusión social: Es fundamental implementar programas y políticas dirigidos a brindar protección social, acceso a servicios básicos, educación y oportunidades de empleo digno para aquellos en situación de pobreza.

Desarrollo económico inclusivo: Fomentar el crecimiento económico equitativo y sostenible que genere empleo, promueva la diversificación productiva y reduzca las brechas de desigualdad.

Inversión en capital humano: Garantizar el acceso a una educación de calidad, servicios de salud y nutrición adecuados, y oportunidades de capacitación y desarrollo personal para las personas en situación de pobreza.

Fortalecimiento de la gobernanza y la participación ciudadana: Promover la transparencia, la rendición de cuentas y la participación activa de la sociedad civil en la toma de decisiones relacionadas con políticas y programas de lucha contra la pobreza.

Cooperación regional e internacional: Fomentar la colaboración entre países sudamericanos, así como con organismos internacionales, para intercambiar buenas prácticas, conocimientos y recursos en la lucha contra la pobreza.

Superar la pobreza en Sudamérica es un desafío complejo y de larga data, pero no imposible de lograr. Requiere el compromiso y la acción conjunta de gobiernos, instituciones, sociedad civil y actores internacionales para implementar estrategias efectivas que promuevan el desarrollo inclusivo y equitativo en la región. Solo a través de estos esfuerzos colectivos podremos avanzar hacia una Sudamérica más justa y próspera para todos.

Situación por paises

Medida por el nivel de ingresos, Venezuela encabeza la lista de pobreza de Latinoamérica. En 2022 la pobreza afecta a 81,5% de la población, es decir, 8 de cada 10 venezolanos no cuentan con los recursos suficientes para adquirir la canasta básica. El año pasado ese indicador alcanzaba a 90,9%.

En Argentina la pobreza ascendió hasta el 39,2% en el segundo semestre del 2022, informó el INDEC. Así, 11,5 millones de personas en el país no alcanzan a satisfacer sus necesidades básicas. Según el ente de estadísticas oficial, 2,4 millones son indigentes. En otras palabras el 40% de la población se encuentra en estado de pobreza.

El número de personas viviendo en condiciones de pobreza en Brasil se disparó en 2021 y llegó a 62,5 millones de habitantes, que equivalen al 29,4 % de la población, el mayor nivel en los últimos diez años.

En Uruguay el total de personas bajo la línea de pobreza en el segundo semestre de 2022 se ubicó en 9,1%. En los últimos seis meses de 2021, la incidencia alcanzó el 11 %. Asimismo, el total de hogares en la misma condición fue de 6,5% en el segundo semestre de 2022

En México el porcentaje de la población con ingreso laboral inferior al valor monetario de la canasta alimentaria (pobreza laboral) a nivel nacional mostró una disminución anual de 0.6 puntos porcentuales, entre el tercer trimestre de 2021 y el tercer trimestre de 2022, al pasar de 40.7% a 40.1%, respectivamente.

En Chile desde 2006 en adelante, la pobreza tuvo una constante caída en Chile, pasando de un 29,9% durante ese año a un 7,5% en 2017, marcando una leve alza en 2020 cuando llegó a 8%.

En el Salvador el 24.6 % de los hogares vivía en condiciones de pobreza monetaria en 2021

En Colombia el Índice de pobreza monetaria para 2021 se ubicó en 39,3% y el índice de pobreza extrema en 12,2% de la población total nacional.

El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) de Perú reportó que más de 9 millones de personas estaban en situación de pobreza en 2022, un incremento de más de medio millón pobres que en 2021. Personas caminan en Ayacucho, Perú, el domingo 18 de diciembre de 2022

Bolivia reportó que la pobreza extrema en 2021 alcanzó un 11,1 % mientras que la pobreza moderada llegó a 36,6 %, según los resultados que presentaron este miércoles las entidades gubernamentales para establecer los índices de desigualdad.

En Ecuador la pobreza por ingresos a nivel nacional en junio de 2022 se ubica en 25,0% mientras que la pobreza urbana es de 16,7%, y la pobreza en el área rural es de 42,9%. En junio de 2022 la pobreza extrema a nivel nacional se ubica en 10,7%.

En Costa Riza la Encuesta Nacional de Hogares 2021, efectuada el pasado mes de julio, reveló que el nivel de pobreza alcanzó un 23,0 %, lo que equivale a 383,5 mil hogares

El número de personas viviendo en condiciones de pobreza en Brasil se disparó en 2021 y llegó a 62,5 millones de habitantes, que equivalen al 29,4 % de la población, el mayor nivel en los últimos diez años, según datos oficiales divulgados este viernes.

*: El informe de referencia es del 2021, en la actualidad se estima que esa cifra ha aumentado significativamente. No tenemos constancia de un reporte más nuevo para ser más precisos.

Autor