Desastre ambiental en el Golfo de México



El derrame que cubre mas de 1.500 kilómetros cuadrados del Golfo de México que se produce a menos de un mes de que el presidente Obama, cambiando el curso de sus promesas preelectorales, autorizó la exploración por petróleo y gas frente a las costas de Estados Unidos.

Aunque personal de British Petroleum (BP) intenta contener el vertido de crudo empleando vehículos robóticos submarinos en la plataforma (que explotó la semana pasada) de momento no parece haberse encontrado una solución.
 

 

Si bien desde el Servicio de Guardacostas estadounidense minimiza el impacto ambiental del hecho, este tipo de derrames genera indefectiblemente un graves problemas, principalmente para las aves y mamíferos marinos de la región. Keith Clarke, de la Universidad de California y quien estudió un derrame en 1969 frente a las costas de ese Estado, dijo al diario The Wall Street Journal que "también la pesca podría resultar afectada".

El incidente comenzó el 20 de abril cuando una explosión produjo serios daños a la plataforma de extracción petrolera que dos días después se hundió. Once operarios que trabajaban en la plataforma están desaparecidos y se ha suspendido su búsqueda.
 


 

El 31 de marzo Obama puso fin a una moratoria de dos décadas en la exploración por hidrocarburos en zonas marinas próximas a las costas de EE.UU.

Fuentes 1  2

Autor