Descubren una estatua de 1,5 metros, en las pirámides de Giza



Trabajadores de mantenimiento que se encontraban cerca de la tumba del Faraón Micerino, hallaron por casualidad, una estatua de un metro y medio, a solo 40 cm debajo de la superficie.

La estatua es de un hombre que llevaba una peluca hasta los hombros y estaba sentado en una silla, con la mano derecha sobre su rodilla y la izquierda descansando sobre el muslo.

El Ministerio de Cultura dijo que la estatua tenía una serie de grietas en el hombro, el pecho y su base, y algunos rasgos faciales que se han desgastado con el tiempo. En ella no han encontrado ninguna inscripción, por lo que es difícil de determinar su época, pero por el estilo parece pertenecer a los primeros años del Antiguo Reino del Egipto antiguo, en la dinastia de Micerino.

Autor