Diabetes: Ejercicios para reemplazar la insulina en ancianos



De acuerdo a los resultados obtenidos en el hospital central Copenhague , la mayoría de los ancianos que padecen la llamada diabetes de tipo 2 podrían dejar de tomar insulina si hicieran ejercicios enérgicos durante 30 minutos al menos tres veces por semana.

Las pruebas fueron realizadas con un grupo de diabéticos en el Centro de Investigaciones Musculares del Rigshospitaliet, y mostraron que los ejercicios físicos podían mejorar en un 30 por ciento la capacidad del cuerpo para usar la insulina, equivalente al efecto que la mayoría de los ancianos diabéticos obtienen hoy con sus medicamentos de insulina. Los investigadores tomaron a un grupo de hombres no diabéticos y a un grupo con diabetes tipo 2, todos mayores de 60 años, y les hicieron ejercitarse con bicicletas seis veces por semana durante tres meses.

Al cabo de los tres meses, los médicos midieron cuánta azúcar podían utilizar los músculos de los sujetos a fin de determinar cómo funcionaba su insulina. Las pruebas mostraron que los diabéticos que hicieron ejercicio tenían un nivel de utilización de la insulina tan alto como el de las personas sanas que no hacen ejercicio.El ejercicio físico no es una cura para la gente que padece de diabetes, pero puede eliminar casi todos sus síntomas. La insulina es una hormona producida por el páncreas, que controla el nivel de azúcar en la sangre y que se usa para tratar la diabetes.

La mayoría de los diabéticos tienen conciencia de que deben cuidar su dieta, pero no se dan cuenta de la importancia del ejercicio y sus consecuencias en el organismo.

Autor