Las mejores frases de Charles Baudelaire

Charles Pierre Baudelaire (9 de abril de 1821-31 de agosto de 1867) fue un escritor francés, conocido como uno de los poetas malditos de Francia del siglo XIX, debido a su vida alocada. Estas son sus frases más conocidas.

“La irregularidad, es decir, lo inesperado, la sorpresa o el estupor son elementos esenciales y característicos de la belleza”.

“¿Qué le importa la condena eterna a quien ha encontrado por un segundo lo infinito del goce?”.

“La soledad es el estado propio del genio y del elegido”.

“El odio es un borracho al fondo de una taberna que constantemente renueva su sed con la bebida”.

“¡Oh, Belleza! ¡Monstruo enorme, horroroso, ingenuo!”.

“La historia de mi amor se parece a un viaje interminable por una superficie pura y tersa como un espejo, vertiginosamente monótono, que reflejara todos mis sentimientos y mis gestos con la exactitud irónica de mi propia consciencia”.

“El veneno del poder enerva al déspota”. “Las naciones son como ciertas familias: solo a pesar suyo tienen grandes hombres”.

“La vida es un hospital donde cada enfermo está poseído por el deseo de cambiar de cama”.

“Dios es el único ser que para reinar no tuvo ni siquiera necesidad de existir”.

“La más hermosa de las jugadas del Diablo es persuadirte de que no existe”.

“El genio no es más que la infancia recuperada a voluntad”.

“Aquel que nunca se despertó en un lecho anónimo, al lado de un rostro que ya no volverá a ver, y no salió de un burdel al alba, con ganas de tirarse a un río por asco físico de la existencia, se ha perdido algo”.

“Hay que estar siempre ebrio. Nada más: ese es todo el asunto. Para no sentir el horrible peso del tiempo”.

“No renuncies jamás a tus sueños, los cuerdos nada saben del sueño admirable de un loco”.

“Lo maravilloso nos envuelve y nos empapa como la atmósfera, y, sin embargo, no lo vemos”.

“A cada minuto nos sentimos aplastados por la idea y la sensación del tiempo. Y no hay más que dos recursos para escapar a esa pesadilla, para olvidarla: el placer y el trabajo”.

 

Autor