Vitamina D para combatir la gripe



Al parecer la vitamina C no es la única vitamina necesaria para combatir la gripe. Una nueva investigación sugiere que un suplemento diario de vitamina D puede ayudar a prevenir la gripe especialmente en niños y adolescentes.

Existe una  teoría que vincula la gripe estacionaria con los bajos niveles de vitamina D. Obtenemos la vitamina D sobre todo exponiéndonos al sol. Esta nueva investigación ha demostrado por lo menos dos formas en que la vitamina D estimula nuestro sistema inmunológico.

En primer lugar, fortalece nuestros glóbulos blancos de la sangre, cuya principal función es la de combatir a los invasores, como el  virus de la gripe. En segundo lugar, tiene propiedades anti-inflamatorias, lo que significa que ayuda a mitigar los síntomas cuando el virus está actuando.

Los niños son especialmente propensos al contagio de la gripe estacional porque sus sistemas inmunológicos no han alcanzado la madurez y porque la gripe puede propagarse en el colegio con mucha facilidad en un aula llena.

En este estudio participaron 334 escolares japoneses entre 6 y 15 años los que se dividieron en dos grupos. Un grupo recibió un suplemento de 1200 UI de vitamina D al día durante 4 meses (diciembre a marzo), mientras que el otro grupo recibió diariamente un placebo. 

Al finalizar los 4 meses de la investigación los niños que recibieron el placebo se enfermaron un 42% más que los que recibieron la vitamina D. Recientemente un estudio sugirió que la vitamina D también puede ayudar a prevenir ataques de asma.

Hay que señalar que la dosis utilizada en esta investigación (1.200 UI de vitamina D) supera el consumo adecuado de los niños que actualmente establecido por el Instituto de Medicina en 200 UI. Sin embargo, los investigadores de este estudio dicen que ese nivel recomendado es demasiado bajo (1).

Nota 1:  La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda al menos 400 UI al día para los niños y  adolescentes.

Fotografía flickr

Autor