La ballena Jorobada (Megaptera novaeangliae)



Dado su gran peso  y el enorme potencial de aprovechamiento de su carne y aceite, esta hermosa ballena fue aniquilada en la antiguedad. Actualmente solo quedan 10.000 ejemplares en todo el mundo. La ballena jorobada, también conocida como megáptera, yubarta, gabarte o xibarte, habita en zonas costeras, realizando migraciones en primavera desde los trópicos a las regiones del artico y el antartico.

Los machos miden de 15 a 16 metros; las hembras, de 16 a 17. El peso medio es de 40 t aunque el ejemplar más grande conocido medía 19 m y sus aletas pectorales medían 6 metros. Son una especie protegida desde 1967, hoy en día existen menos de 10.000 ejemplares.

Alrededor del año mil de nuestra era, el hombre desarrollo los primeros elementos de caza que hacían posible la captura y faena de estos enormes cetáceos, que por otra parte, padecían de una muy mala reputación, principalmente a debida a los mitos de la antigüedad.

De los 2 millones de ejemplares que había en el siglo pasado, el numero de ballenas jorobadas en los distintos mares del mundo ha quedado reducido a 10.000. Afortunadamente, a partir de 1982 se prohibió taxativamente la caza de la ballena, medida que se ha prolongado hasta la fecha. Esto ha permitido que la población de estos cetáceos aumentara ligeramente.

No obstante, algunos países como Japón hacen caso omiso de las legislaciones internacionales y continúan con la caza de estos mamíferos aludiendo ahora que estas prácticas son realizadas con fines científicos. Se reconocen fácilmente gracias a numerosas señales. Cuerpo masivo, parte superior totalmente negro, parte inferior blanco o gris claro. La cabeza y mandibula inferior están recubiertas de pequeñas protuberancias características de la especie llamadas tubérculos cefálicos o dérmicos que en realidad son foliculos pilosos.

 

Comportamiento Social

La organización social de las ballenas jorobadas es más bien escasa, los individuos son solitarios o viven en grupos efímeros que duran apenas unas horas. Los grupos son más estables en verano cuando cooperan en la búsqueda de alimento. Relaciones más duraderas de meses o años entre parejas o pequeños grupos han sido descritas pero muy raramente. Su distribución mundial hace que sean vistas con otras ballenas o delfines pero con muy pocas interacciones interespecíficas.

Además de sus acrobacias acuáticas, las yubartas son conocidas por sus largos y complejos cantos. Emiten, durante horas y hasta días, patrones de notas graves que varían de amplitud y frecuencia repitiendo secuencias coherentes y encajadas. Las ballenas sólo cantan durante el período de celo, se supone por lo tanto que se trata de cantos de seducción. Hay que notar además que el canto personal de una ballena evoluciona lentamente a lo largo de los años y nunca vuelve sobre una secuencia de notas ya cantada incluso años después.

Noticia actualizada en el año 2016

Autor