La Isla de la Reunión revoca la orden de cazar tiburones



Dado que infringe una ley francesa, el alcalde de Isla Reunión se vio obligado a retirar la decisión de pagar a los pescadores para matar tiburones tras un ataque fatal.  Cada año son eliminados entre 23 y 73 millones de tiburones y algunas especies (como el gran tiburón blanco) se encuentran en peligro de extinción crítico.
El lunes 30 de julio, el miembro del parlamento Thierry Robert, alcalde de St Eleu cerca de Trois Bassins, donde se cree que un tiburón toro fue responsable de la muerte de un surfista el pasado fin de semana, tomó la decisión de "tomar medidas para salvaguardar la seguridad de los bienes y la gente de su pueblo" autorizando la pesca de tiburones toro "por cualquier medio, incluyendo pesca submarina, día y noche."
Robert dijo que el pueblo compraría aquellos tiburones toro de más de cinco pies capturados por los pescadores o cazadores y que pagaría 2 euros el kilo de peso vivo por los 30 primeros tiburones comprados a la marina.
La Isla de Reunión, una región francesa de ultramar en el Océano Indico entre Mauricio y Madagascar, informó que entre los años 2000 y 2010 no se habían producido ataques de tiburón pero que sin embargo la muerte la semana pasada era el séptimo ataque y la tercera muerte desde comienzos de 2011.
El jueves por la noche, preocupado por la posible ilegalidad de la medida, Robert retiró la orden tras una reunión mantenida en París con el ministro francés Victorin Lurel. La legislación francesa prohíbe pescar o cazar "por cualquier medio en áreas marinas protegidas."
La decisión inicial había sido acogida por la gente local, con casi 300 surfistas congregados delante del edificio de la prefectura para pedir que se permitiera la pesca de los tiburones en la reserva marina. Sin embargo grupos por los derechos de los animales criticaron los planes.
Allison Perry, experta en tiburones y científica marina del grupo Oceana Europa, decía: "Obviamente la pérdida de una vida humana es una preocupación para el gobierno pero una medida como esta es preocupante dado que desconocemos el impacto potencial que tendría en la población de tiburón toro."
Los ataques de tiburón han aumentado en el Océano Índico, con dos ataques mortales en las Seychelles el año pasado.
Australia Occidental ha visto un número inusual de ataques, llevando al gobierno del estado a pedir una revisión del estado de protección del tiburón blanco.
En todo el mundo se han producido hasta la fecha cinco muertes por ataque de tiburón. Según el Registro Internacional de Ataques de Tiburón, en 2011 hubo 12 muertes por ataques no provocados de tiburón.
"Es importante tener en mente las cifras de las que hablamos. En 2011 se informaron 12 ataques de tiburón no provocados en todo el mundo y seis en 2010. Se ha producido un aumento a lo largo de esos dos años, pero es relativamente pequeño en cifras. A medida que la población de tiburones sigue disminuyendo, nosotros somos mucho más peligrosos para los tiburones de lo que lo son ellos para nosotros," dice Perry.
Citó un estudio australiano de 2011 que halló que el aumento en el número de ataques estaban relacionados con el aumento en la población humana: cada vez más gente va a las playas, practica más deportes acuáticos o visita áreas que antes eran remotas para el hombre.
"En lo que se refiere a los ataques de tiburón, los surfistas y los bañistas tienden a correr más riesgo sin embargo es importante recordar que esta gente está entrando en el hábitat de un animal salvaje."

Autor