El Pez esponja, maestro del camuflaje


Existen animales que se han adaptado a su entorno, utilizando técnicas de camuflaje, para evitar depredadores y para atraer a desprevenidas victimas. Este es el caso del Pez esponja, un carnívoro letal que simula ser una “inocente esponja”. El pez esponja habita los mares cálidos de nuestro planeta. Puede alcanzar una longitud de 30 centímetros y su forma, color e incluso la textura de su piel es similar al de una esponja marina.
 

 

Para alimentarse aprovecha su aspecto de esponja marina y de esta forma desorientar a pequeños peces que pasan cerca. El pez esponja espera a sus “victimas” totalmente quieto y cuando estas se aproximan a su boca, son succionadas con rapidez. Su mimetismo con el entorno es asombroso, siendo muy difícil de distinguir entre las esponjas del fondo marino. Esta característica no solo le ayuda a alimentarse, sino que también le permite ocultarse de sus depredadores.

Clara Bolonia para LaReserva.com

Autor