Surfeando un “edificio” de 30 metros


Garrett McNamara, el hawaiano especialista en surfear olas gigantes, alcanzó una marca difícil de igualar al tomar la gigantesca ola de 30 metros en Praia do Norte, Nazaré. "Fue un poco avasallador", reconoció.

En sus declaraciones televisivas, el deportista comentó que el trabajo de preparación y de seguridad fue grande y se reconoció aliviado por haber evitado una zona de rocas. "Si hubiésemos chocado contra esas rocas, otro seria el final", afirmo.

McNamara ya logró tomar otra gigantesca ola en noviembre de 2011 en la misma costa de Nazaré, a unos 100 kilómetros al norte de Lisboa. Su extenso litoral, enfrentado al Atlántico y con costas tanto escarpadas como arenosas, hace de Portugal un lugar ideal para la práctica del surf. El mejor “swell” llega a las costas portuguesas al final del invierno, principio de primavera, pero hay buenas olas todo el año.

 

Autor