Elementos abióticos: El Agua



El origen del agua esta íntimamente ligado al de la corteza terrestre debido a que los océanos se crearon a partir de “exudaciones” de la roca. El agua se recicla constantemente. Se limpia y renueva gracias al sol, la tierra y el aire, para mantener el equilibrio en la Naturaleza. Dicho en otras palabras el agua que tomamos ahora es la misma que tomaban nuestros antepasados pero reciclada. En estos momentos podrías estar tomando el mismo agua que tomo Ramses II, Edgar Alan Poe o simplemente un Tiranosaurio Rex.

Si dividimos la superficie la nuestro planeta en 10 partes iguales, siete de ellas estarían compuestas por agua, por lo que tranquilamente nuestro planeta se podría llamar Agua en lugar de Tierra.
 

Estructura del agua

Cada molécula de agua esta compuesta por dos átomos de hidrógeno y uno de oxigeno (H2O), de manera que los dos átomos de hidrógeno, forman un ángulo de 105 grados. Esta forma recibe el nombre de dipolo y representa a la fuerte atracción que ejerce el oxigeno sobre los electrones de los hidrógenos. Las moléculas de agua están unidas unas a otras por medio de “puentes” de hidrógeno, los cuales se establecen entre un átomo y otro.

 

Características del agua

Debido a su elevada capacidad calorífica y de evaporación, el agua tiene una función muy importante como regulador de temperatura. Los océanos actúan como termostatos del planeta, debido a que absorben y pierden calor mucho mas despacio que los continentes, y gracias a las corrientes marinas pueden transportar el calor o el frío desde un lugar a otro.

Existen dos tipos de agua: las continentales (dulces) y las oceánicas (saladas). Las aguas oceánicas presentan una concentración de sal (salinidad) uniforme. La salinidad se entiendo por la cantidad de material sólido que existe en un kilo de agua de mar, se mide en partes por mil. El promedio de sal en los océanos es de 35 por mil. En contraposición las aguas continentales pueden ser muy diferentes de acuerdo a su ubicación. El agua constituye desde el 50% al 90% del peso total de todas las plantas y animales. Su gravedad específica es 1 y su calor específico 1. A presión atmosférica normal hierve a 100° C y se congela a 0° C.

 

Ciclos del agua

El agua esta continuamente sometida a un ciclo. El agua superficial se evapora, pasa a la atmósfera en forma de vapor, para luego condensarse (originando nubes) y finalmente vuelve a caer a la superficie en alguna de las distintas formas de precipitación. Se estima que por año unos 120.000 kilómetros cúbicos de agua se elevan a la atmósfera, una gran parte de esta agua será descargada sobre los continentes y entrara a formar parte de las aguas continentales (ríos, lagos, aguas subterráneas, etc.) para después de un tiempo retornar al océano.

 

Situación actual

Como consecuencia del calentamiento global producido por el hombre la provisión de agua dulce está disminuyendo a nivel mundial. Una persona de cada cinco ya no tiene acceso al agua potable. Casi una de cada tres no dispone de medios de saneamiento adecuados. También existe un grabe problema de distribución del agua en relación a la cantidad de habitantes que existen en la zona, un ejemplo de esto es que Asia tiene el 36% del agua de todos los lagos y ríos del mundo y alberga al 60% de la población mundial.

En contraste, el río Amazonas contiene el 15% del agua de todos los ríos del mundo, pero sólo el 0,4% de la población mundial vive lo suficientemente cerca como para aprovecharle. Hoy se calcula que anualmente se vierten en los ríos del mundo 450 kilómetros cúbicos de aguas residuales origen doméstico e industrial. Muchos ríos y arroyos están contaminados desde el origen hasta la desembocadura.

Los mares también se encuentran con un alto grado de contaminación, producto principalmente, de vertidos de las grandes ciudades y derrames de barcos. Siendo el agua la molécula que genera la vida los humanos no hacemos otra cosa que seguir destruyendo su potencial equilibrio natural.

Autor