El extraño éxodo de los 15 elefantes asiáticos intriga a los biólogos de todo el mundo



La manada de 15 elefantes salvajes comenzó su viaje hace más de un año, cuando abandonaron la reserva natural Xishuangbanna que se encuentra entre la frontera de China con Birmania. Ya han recorrido un tramo de 500 kilómetros y el mundo científico se asombra de esta conducta.

Si bien los éxodos de elefantes son habituales, lo extraño de este caso es que ya hayan recorrido más de 500 Km y siguen en camino.

Todavía no queda claro a qué se debe este éxodo pero algunas de las razones pueden estar relacionadas con: la falta de alimentos, el aumento de la población de elefantes y la pérdida de su hábitat .

La manada tiene un batallón de drones y militares (más de 500) que siguen los pasos del errático deambular de esta familia, porque atraviesan pueblos, cultivos, propiedades privadas, ciudades grandes. Hasta el momento se estima que han destruido cosas por el valor de 1 millon de dolares.

Obviamente comen todo lo encuentran a su paso (un elefante ingiere normalmente 120 Kg de alimentos diarios.

La manada comenzó su éxodo con 16 ejemplares, en donde había 5 machos, 3 adultos y 2 subadultos, y las demás hembras. Los elefantes son matriarcales, esto significa que las familias están lideradas por las hembras más viejas que guían a todos los miembros de la manada.

Desde que comenzó el éxodo los 3 machos adultos se volvieron hacia el lugar donde partieron, ahora quedan dos machos subadultos.

También como dato particular han nacido 3 crías desde que se inició el éxodo.

Becky Shu Chen, experta en elefantes asiáticos de la Sociedad Zoológica de Londres que trabaja en estrecha colaboración con el equipo de primera línea que monitorea a los elefantes, dice que "el objetivo es simple: evitar la confrontación entre humanos y elefantes".

Chen Mingyong, profesor de la Escuela de Ecología y Medio Ambiente de la Universidad de Yunnan y miembro del equipo de expertos que trabaja en en el seguimiento de la manada, comentó " hay que predeterminar una ruta para los elefantes, y luego, a lo largo de ese camino esparcir alimentos con un fuerte aroma, como maíz, piña y plátanos ”. Chen agregó: "Al mismo tiempo, estamos bloqueando las carreteras que conducen a pueblos y ciudades, lo que esencialmente les da a los elefantes tomar el camino que hemos establecido".

A fines de mayo, el cebo alimenticio comenzó a funcionar. Después de preparar más de cuatro toneladas de comida, el equipo logró atraer a los elefantes para que hicieran un ligero giro hacia el sur. Actualmente, la manada está paseando de un lado a otro dentro de los límites de Yuxi, una ciudad que limita con Kunming al sur.

Pero según Pan Wenjing, un investigador de Greenpeace con sede en Beijing que tiene una amplia experiencia en la conservación del elefante asiático, el cebo de alimentos no es una apuesta segura. “Necesitan sentirse seguros, por lo que la comida por sí sola probablemente no será suficiente para desviar su ruta migratoria”, dijo Pan.

El cebo de alimentos también conlleva riesgos, dice Zhou Jinfeng, secretario general de la Fundación para el Desarrollo Verde y la Conservación de la Biodiversidad de China, una ONG en Beijing. Dice que la moderación es clave cuando se trata de cebar. "No podemos permitir que los elefantes se vuelvan demasiado dependientes de los alimentos dejados por el hombre", dice.

Algunos expertos en China, incluido Zhang Jinshuo, especialista de la Academia de Ciencias de China, han dicho a las noticias estatales que la posibilidad de tranquilizar a los elefantes con anestesia y luego transportarlos de regreso a Xishuangbanna es una opción que se está considerando.

En Sudáfrica ya se han realizado traslados masivos de elefantes. Pero China carece de la experiencia y la infraestructura para este tipo de operación, y la complejidad geográfica de Yunnan densamente boscosa haría que fuera mucho más difícil de hacer que en Sudáfrica, donde la mayor parte de las maniobras se realizaron en áreas abiertas.

Además existe un riesgo extra: Son una familia muy unida y están visiblemente alerta ante posibles peligros. Tranquilizar incluso a un solo elefante probablemente agitará a toda la manada, lo que podría tener consecuencias inimaginables.

Los esfuerzos actuales (cebos de alimentos y cercas) son soluciones a corto plazo, con el único objetivo de prevenir el conflicto entre la vida silvestre y los humanos. Para muchos, sin embargo, la verdadera pregunta es cómo crear una solución sostenible a largo plazo para los elefantes.

Zhou cree que la mejor solución sería crear un nuevo parque nacional de elefantes cerca de Kunming, donde se encuentra ahora el grupo. “Hay muchas reservas naturales nacionales, provinciales y municipales en Yunnan”, dice. "Muchos de ellos tienen el potencial de convertirse en el hábitat temporal y permanente de estos elefantes".

Él enfatiza la importancia de construir corredores ecológicos que conecten las cuatro reservas naturales de elefantes existentes en Yunnan, permitiendo que los animales migren de manera fácil y segura.

Sukumar está de acuerdo. Basándose en la experiencia en India, Sukumar sugiere que las autoridades traten de atraer a los elefantes a una pequeña área de retención donde tendrían comida y seguridad mientras los expertos buscan un nuevo hábitat cercano. “Si China se toma en serio la conservación del elefante asiático salvaje, debe encontrar un nuevo hogar para esta manada de elefantes”, dijo.

Autor